imagen de freepik.es

El sistema inmunitario se encarga de defendernos frente a infecciones y otros patógenos externos para mantenernos con buena salud.

Es importante fortalecer las defensas del sistema inmunitario a lo largo de todo el año, no sólo cuando estamos enfermos; recordad que siempre es mejor prevenir que curar.

Por eso, una alimentación equilibrada, un descanso adecuado y ejercicio moderado nos ayudan a conseguir que las defensas estén en su estado óptimo.

La miel es uno de esos alimentos que ayudan a fortalecer el sistema inmune. Una buena nutrición afecta de forma muy positiva a nuestra salud. De esta forma ayudamos a prevenir enfermedades y a mejorar nuestra calidad de vida.

El sistema inmunitario se pone en funcionamiento cuando entra algo extraño en el organismo, reconoce si es malo o bueno, actúa cuando reconoce una amenaza y es más eficaz cuanta más memoria posee. Cuanto mejor alimentados estemos, más despierto y potente será nuestro sistema inmunitario. Es importante que llevemos una alimentación rica y equilibrada en micronutrientes esenciales, como las vitaminas A, C, D, E, B6, B9 B12, así como los minerales Mg, Zn, Se, fe o Cu, entre otros.

La miel cruda es uno de esos súper alimentos que contienen grandes beneficios para nuestro sistema inmunitario, así como las frutas, las verduras, los cereales, las legumbres, las semillas y los fermentados.

Los frentes del sistema inmunitario

El sistema inmunitario cuenta con varios frentes para realizar su trabajo adecuadamente:

  • Las barreras físicas como la piel y las mucosas.
  • Las células inmunitarias específicas o generalizadas. Son diferentes tipos de glóbulos blancos que se forman en la medula ósea y forman parte del torrente sanguíneo. Las células específicas pueden desarrollar respuestas de defensa más rápida porque tienen alguna memoria y actúan sobre algo concreto. Las células inmunitarias de defensa generalizada actúan frente a todo lo que ellas consideran oportuno como amenazas llegadas del exterior.
  • La microbiota es un conjunto de bacterias y microorganismos benignos que nos defienden. Se encuentran en el aparato digestivo.

Como apicultores, recomendamos una cucharadita diaria de miel natural. No importa la cantidad; lo que realmente importa es la calidad; una miel natural cruda, y la constancia; cada día.

Da igual tomarla al natural o junto a otros alimentos, como pueden ser infusiones, zumos, yogures, café, fruta, queso, lácteos, frutos secos, en tostadas o de cualquier forma que os podáis imaginar. Recordad fortalecer el sistema inmunitario cada día con La miel de Cris.

Contacta con nosotros

Si deseas más información sobre nuestro trabajo, productos o servicios, rellena el formulario de contacto.

ESCRÍBENOS
ESCRÍBENOS